Una interesante propuesta en la sala.

Habilitar los sectores de juego dentro de la sala y en la Institución, es una tarea que convoca a todos los niños a modo de propuestas que se actualizan, pero que también permiten la reiteración que ellos necesitan, con variados materiales y espacios, que se intervienen con intencionalidad lúdica, permitiendo conjugar en cada sector diversas opciones que convoquen a desarrollar la multitarea.

Invitar a los niños a desarrollar diversidad de juegos, pensados con una intencionalidad didáctica, recibirlos con sectores preparados especialmente, en los cuales la intervención docente se concentra en generar el acogimiento afectivo necesario para que cada niño se sienta bienvenido… ¡Una invitación a jugar!

Ofrecerles y concretar propuestas que enriquezcan el ámbito de experiencias de juego, que contemplen el desarrollo de juegos dramáticos, de construcción, reglados y tradicionales. 

La multitarea, como oferta diversa y simultánea, y el trabajo en pequeños grupos, como una modalidad organizativa, donde los más pequeños deben resolver las situaciones y escenarios que se les presentan, desarrollando progresivamente su autonomía en torno a la capacidad de aprender. Se trata de generar un momento en el que se insta a construir sentidos compartidos, en el desarrollo progresivo de la capacidad de compromiso y responsabilidad para con las tareas que asumirán. El trabajo por parte de la docente, incentiva el proceso de construcción de saberes, fomentando la interacción entre los niños, como así también entre los niños y los objetos. Acompañando desde la palabra y las formas de interacción de cada grupo de niños, respetando la heterogeneidad de formas de resolución y promoviendo el reconocimiento de otros puntos de vista.

Un espacio de juego variado y divertido para crear y aprender.

 

Compartir esta nota

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on email
Abrir chat